jueves, 7 de marzo de 2013

Hoy más que nunca

El virus gripal flojea y parece que a estas horas me siento un poco mejor, así que voy a envalentonarme, forzando un pelín el cumplimiento de la agenda.  Espero mañana no tener que contarte una recaída.

Cambiando de tema, ayer escuchaba por teléfono la reflexión de Fede, acerca de la idiosincrasia del españolito de a pié en relación al emprendimiento en general y a los bulos que circulan en foros y reuniones en particular, que generan miedos a iniciar un proyecto y, por derivación, tirar la toalla sin tan siquiera estudiar objetivamente los pros y contras.

Esos dañinos planteamientos, junto con otros similares, es lo que nos atenaza e inmoviliza en la mierda en la que estamos metidos, aceptando el manejo de nuestro presente y la hipoteca del futuro de nuestros hijos por parte de unos cuantos miserables.

Le comentaba a Fede que hoy más que nunca hay que escuchar a nuestro corazón profesional, por mucho que tu amigo, familiar, jefe, colaborador, cliente o proveedor (las entidades financieras ni te las nombro), te envíe mensajes negativos del tipo: 

no puedes hacer lo que quieres, sino lo que debes”. 

Pero: ¿Lo que debes hacer no debe ir en línea con lo que quieres hacer? Tienes que seguir a tu núcleo emocional como si de lo último que vas a hacer en esta vida se tratara, oyéndote de verdad. Te sorprenderás de lo que puede hacer esa fuerza interior, moviendo montañas si es necesario (Fuente de la imagen: sxc.hu).

miércoles, 6 de marzo de 2013

Código de respuesta rápida

En el fin de semana pasado he tenido que coger algún virus gripal porque ayer tenía acentuado los síntomas. La doctora no hizo sino consolidar mis temores, así que me tiré el resto de la tarde intentando reposar mientras Antonio me explicaba, a través de Skipe, las bonanzas del código QR.

Me ha recordado la década de los noventa del siglo pasado, cuando era director de auditoría interna de Euromarket (ver post "Ni seguratas ni chivatos ni detectives"). Allí conocí el código EAN y los lectores ópticos, lencos o "paletas", como familiarmente eran conocidos por los usuarios. Era una gozada realizar los inventarios mediante la lectura de los códigos de los artículos.

Probablemente ya estés al tanto y lo hayas usado o tratado. Yo lo conocía desde hace un tiempo, pero no había profundizado lo suficiente. Tutorizado por Antonio (Gracias), llegué a la Wikipedia, donde define al código QR (quick response code, «código de respuesta rápida») como un módulo gráfico para almacenar información en una matriz de puntos o un código de barras bidimensional

Parece que fue creado por la compañía japonesa Denso Wave, subsidiaria de Toyota, en 1994, caracterizándose por tres cuadrados que se encuentran en las esquinas y que permiten detectar la posición del código al lector. Son muy comunes en Japón y de hecho son el código bidimensional más popular en ese país.

La inclusión de software que lee códigos QR en teléfonos móviles, ha permitido nuevos usos orientados al consumidor, que se manifiestan en comodidades como la introducción automática de datos en los teléfonos móviles, tabletas, escáneres e, incluso, cámaras de fotos, ya que las direcciones de correos electrónicos y las URLs se están volviendo cada vez más cotidianas, con las tarjetas virtuales de presentación como estrellas ascendentes.

Si quieres más información, sugiero dediques unos minutos a las fuentes de conocimiento sobre el tema que pululan en Internet, y si tienes un cicerone como Antonio, pues mejor. Por mi parte, me tiré hasta las tantas, generando códigos, insertándolos en las bitácoras, páginas webs que tengo acceso  y, por supuesto, leyéndolos desde el móvil como un niño con zapatos nuevos.

martes, 5 de marzo de 2013

Creer en uno mismo

Parece que todos somos más parecidos de lo que parecemos realmente. 

Escribe Maya Akerman en dumblittleman.com, “How To Be Smart”, sobre unos cuantos instrumentos para ser más inteligentes, desde la práctica del auto pensamiento crítico hasta ser persistente, pasando por una presentación adecuada de las ideas.

Pero la herramienta que considero más interesante o trascendental es la reflexión que hace al final del artículo: creer en uno mismo. 

Por lo visto, aquellas personas que parecen ser más inteligentes que otras, meramente disponen de las armas adecuadas y las usan para ejercitar sus mentes.  

En resumen, se puede ser más inteligente de lo que uno piensa. Te dejo unas instantáneas obtenidas del Oceanográfic de Valencia (Fuente de la imagen: sxc.hu).

lunes, 4 de marzo de 2013

No dejarlo para mañana

Ayer intenté poner en práctica el dicho “no dejar para mañana lo que se puede hacer hoy”. Desde primera hora, limpiando y ordenando los trastos de la fiesta del día anterior, pasando por el reciclado y resto de un rosario de tareas domésticas pendientes. Al crepúsculo, puse el freno, me duche y caí exhausto. La pregunta es cómo debo enfocar la ejecución de la agenda profesional para cumplir ese refrán y, por derivación, mejorar mi productividad. Difícil lo tengo porque los ladrones de tiempo y resto de fantasmas de infecundidad, ineficacia y desolación pululan por doquier.

Para ello, en primer lugar tengo que poner coto a los entretenimientos que, agazapados en las esquinas, aguardan el momento propicio para manifestarse, Estas distracciones van desde el ring ring del teléfono móvil, hasta el correo electrónico, pasando por los presuntos excesos en el uso de todo lo que envuelve a la blogosfera y el excusado de networking, cuando te pasas tres pueblos con el Facebook o el twitter, por ejemplo.

También, es muy importante una alimentación adecuada, el ejercicio físico periódico y los necesarios momentos de reflexión, recogimiento y el reparador respiro, pausa o tregua. Lo anterior, cuando lo consigo, me genera un extra de motivación y pensamiento más positivo que unido al retrato ante terceros, tú incluido, sobre los objetivos que se puedan publicitar, se entiende, posibilitan un marco proactivo para seguir caminando. Que esta primera semana laboral de marzo, te sea beneficiosa en lo laboral, profesional, empresarial o institucional (fuente de la imagen: sxc.hu).

domingo, 3 de marzo de 2013

Chantaje

Chantaje (del francés chantage), extorsión (del latín extorsĭo, -ōnis) es la amenaza de difamación pública o daño semejante para obtener algún provecho pecuniario o material de alguien u obligarlo a actuar de una determinada manera. El chantaje o extorsión es un delito en el ordenamiento jurídico de muchos países (Fuente: del texto Wikipedia; de la imagen sxc.hu). Te dejo el tráiler de la película “Chantaje”, subido a Youtube por xunadvdclub, metraje que he visto este fin de semana. Si quieres ver la película completa, Clickea AQUÍ (gentileza de peliculasonline).

sábado, 2 de marzo de 2013

El calor de la amistad

En el post “El Tajo nevado” te dejaba una postal del Puente Nuevo de Ronda.

Esta nevada que ha cubierto casi toda la península ibérica, me ha rememorado aquélla otra de la infancia, finales de la década de los sesenta del siglo pasado.

Recuerdo una casita de nieve, construida por mi hermano mayor, con su columna interior, tabiques, … ¡Qué arte tienes, hermano, en tus manos!

Curiosamente, no he sentido el tremendo frío de aquellos ya lejanos tiempos, sino todo lo contrario: ese calor que va más allá del meramente familiar: el calor de la amistad.

Te dejo una instantánea que se captó en Manzanares (España), el 28 de febrero de 2013. Si quieres ver algunas más, clickea AQUÍ.

viernes, 1 de marzo de 2013

Al son de la Vida

En algún post de este blog te escribí que mi extinto profesor de Químicas del instituto, al que apodábamos “Falconeti”, me llegó a decir que se sorprendía de mi perfil: al tiempo decía una presunta genialidad y al momento estaba rebuznando una chorrada (Gracias, querido profesor, por tu tiempo y consideración). Y con mejor o distinta suerte, así camino por la vida profesional, bailando al son que toca en cada momento. 

Hasta hace un tiempo costaba hacerse un hueco en la cuestión empresarial o laboral, debido a que las consultoras de selección y las empresas en general, preferían personas supuestamente equilibradas, que se decían de ellas que tenían la cabeza en su sitio, aunque luego en algunos casos se demostraba que la testa de muchos de estos individuos estaba en los pies, por no decir que regentaban un culo por cabeza (por ejemplo: a los generadores de esta crisis que nos ahoga me remito).

Pero ayer, mientras me caía una nevada de órdago en Puerto Lápice, entre copo y copo aterrizando en el parabrisas, reflexionaba que de un tiempo a esta parte, parece como si las empresas y los especialistas en recursos humanos o headhunters, hubieran cambiado de estrategia y se encontraran ansiosos de esos perfiles alocados, antisistemas, desasaptados, con el paso cambiado o bailando al son de la Vida, diría. Si puedes recarga pilas en este fin de semana y prepárate para enfocar marzo con ánimo y energía (Fuente de la imagen: sxc.hu).